9 de agosto de 2010

Rareza

Yo, al igual que muchas personas, no me concidero normal. Puedo decir que soy rara porque no soy igual, o no tengo muchos gustos similares a las personas que me rodean. Mas, he encontrado a muchas personas que me comprenden, lo que me hace saber que; la loca no soy yo. A veces estoy feliz y quiero hacer de todo. Otras estoy aburrida y no quiero hacer nada para entretenerme. Otras estoy triste y no quiero hacer nada de nada ni para nada porque no me dan ganas de hacer nada. También, en ocasiones, tengo ganas de gritar hasta quedarme afónica; por rabia o por felicidad, o simple frustración, la cual, realmente, no es simple. Y a veces quiero escribir y no tengo donde o; no se ni que escribir. He desperdiciado tantas hojas blancas tipo carta tratando de descubrir que es lo que quiero escribir. Y casi siempre termino haciendo lo mismo; escribir nombres que me gustan o, hacer una lista de cosas que quisiera hacer. Hacer paracaidismo siempre esta en esas listas. Puedo y no puedo decir que soy rara. Puedo hacerlo porque no tengo los mismos gustos de las personas con las que normalmente estoy. Y no puedo porque, honestamente, ¿quien conoce a alguien 100% normal? Si nadie conoce a alguien así, entonces no existe. Quizá si lo haya, pero no nos damos cuenta porque no hace las mismas rarezas que nosotros y, al igual que al resto, decimos que es raro.

Quizá, a estas alturas, lo normal sea raro y lo raro sea normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada